Visite nuestro canal de videos GJAY =>
      Monday, Aug 19 2019 - 

Platón:¡ La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo !



Artículos periodísticos

Díaz-Canel y su esposa Liz Cuesta (Reuters)
La prensa oficialista ha dado una excelente demostración práctica de cuáles son sus fines y sus verdaderos propósitos

LA HABANA, Cuba. – Este lunes, la prensa castrista dio una excelente demostración práctica de cuáles son sus fines y sus verdaderos propósitos. Éstos no son ni remotamente los de informar y documentar, sino de los de agitar y hacer propaganda. La verdad no constituye, ni de lejos, una de sus prioridades.

Es el caso que los dos periódicos nacionales que son publicados ese día de la semana —el cotidiano Granma y el hebdomadario Trabajadores— publicaron en primera plana, ocupando tres cuartas partes de su espacio útil, un mismo material extenso de título tendencioso: “La doble moral del imperio”.

De manera curiosa, el semanario cataloga el escrito como “editorial” y, sin ver contradicción alguna en ello, lo calza con una firma institucional: “Central de Trabajadores de Cuba” (el sindicato oficialista CTC). El Granma, por su parte, omite esos dos elementos. Pero estos detalles carecen de verdadera importancia.

En definitiva, en este desdichado país, todo viene a ser una misma cosa. No hay diferencias sustanciales entre partido único y sindicatos. Tampoco entre federación de mujeres, comités de defensa u otras asociaciones creadas por el mismo régimen. Según ellos, tampoco entre Patria, Nación y “Revolución”, si al caso vamos.

En el ejemplo que nos ocupa, el farragoso escrito comienza en el mismo estilo que podría esperarse de —digamos— una Declaración Oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores. Alude a “la nueva escalada agresiva del Gobierno de Estados Unidos hacia Cuba”, así como al “criminal bloqueo económico, comercial y financiero contra la Mayor de las Antillas”.

Tras mencionar a los “trabajadores por cuenta propia”, el mamotreto, en su segundo párrafo, expresa: “La CTC y los sindicatos declaran su disposición a continuar representando a este segmento laboral y defender sus derechos, al igual que los de todos los trabajadores”.

Al parecer, a los autores les pareció tan difícil de digerir esa afirmación que, desconociendo principios elementales de redacción, hacia el final del documento se consideraron en el deber de repetirla: “La CTC y los sindicatos seguirán siendo portadores de sus intereses, como lo han hecho siempre con la totalidad de los trabajadores”.

¿No fue Goebbels quien dijo que una mentira repetida muchas veces se convierte en una gran verdad? (Bajo un sistema totalitario, claro). En el papelote, esta falsedad figura sólo en un par de ocasiones, pero desde que se lanzó la idea de estabular a los cuentapropistas en los sindicatos oficialistas, ella ha sido reiterada sin descanso, una y otra vez.

Lo cual, desde luego, no la hace más veraz. En puridad, creo que hasta el mismo Carlos Marx, fundador de la secta roja, se habrá removido en su tumba al escuchar la idea de que un

Leer más:

© 2019 - Guanajay-Web, Miami, Fl, USA