Visite nuestro canal de videos GJAY =>
      Tuesday, Oct 22 2019 - 

Platón:¡ La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo !
Félix Savón: La técnica es la técnica y sin técnica no hay técnica



Artículos periodísticos

Celebración del día de la Virgen en Santa Clara (foto del autor)
“Cuando me levanto todos los días pido la bendición a la Virgen, para que me ayude a luchar y a soportar los problemas que tengo encima”

VILLA CLARA, Cuba. – Hace cuatro años que Yadira cumplió su promesa. Se había postrado frente a la Virgen y le pidió que le diera un hijo, que solo ella podría echar por tierra los pronósticos de tantos médicos. Yadira Méndez lloró en el altar y juró velas, girasoles, dinero, todo lo que la Santísima pudiera merecer. “Un hijo saludable”, imploró, y la Patrona le concedió una niña cuando estaba próxima a cumplir sus 43 años. Entonces, la agradecida devota la nombró Caridad y, cada 8 de septiembre, suele vestir de amarillo y salir con el fruto de su vientre a las calles de Santa Clara. “Todo lo que pueda hacer es poco para agradecerle a virgencita, a Oshún, que es la misma”, dice, y se besa la mano. “Esta niña es de ella”, recalca.


Las céntricas arterias de Santa Clara reunieron este domingo a centenares de feligreses que rinden tributo a la fecha que los católicos dedican a la Virgen de la Caridad del Cobre conocida también como Virgen Mambisa, declarada Patrona de Cuba hacia 1916. “Yo vengo al templo a agradecer, no a pedir”, explica uno de los congregados frente a la Iglesia del Buen Viaje y que se presenta como Jorge Alonso. “Yo creo en ella, y mucho. Gracias a su bendición mi primo y su familia llegaron vivos a los Estados Unidos. Cuando aquello se murió mucha gente ahogados en el mar. Antes de irse, ellos se llevaron una estatua de la Caridad que era de mi abuela. Pasaron mucho, una tormenta los cogió en medio de aquello con los niños. Ella misma fue la que los protegió, porque abuela decía que esa virgen era especial. Eso, para mí, es un milagro”.

En una de las escaleras de la iglesia hay un hombre desprovisto de piernas que vende velas amarillas y más de tres carros que portan cubetas de girasoles. La procesión de la Virgen también deviene en negocio próspero para los cuentapropistas. Se cuenta que, desde la segunda década de 1600, en esta ciudad de Cuba se celebra la fecha tradicionalmente los 8 de septiembre. De acuerdo con un artículo publicado por la especialista Maritza Díaz Morejón, “en las vísperas se tiraban fuegos de artificios, no cesaba el repiqueteo de tambores y el sonar de las maracas, se efectuaban juegos de todo tipo, se velaba la cruz y se

Leer más:

© 2019 - Guanajay-Web, Miami, Fl, USA