Visite nuestro canal de videos GJAY =>
      Wednesday, Dec 08 2021 - 

No importa cuántos cómplices sorprendidos, apparatchiks corruptos, pseudo-progresistas
en América, Roma o Madrid, burócratas con ideología y coleccionistas de eufemismos sigan
intentando disimular lo obvio: que un país con el poder en manos de un mismo partido—
¡y un mismo apellido!—durante 63 años no puede ser sino una dictadura. Y punto.
Héctor Schamis/17 de Julio de 2021/infobae.



Artículos periodísticos

El primero de enero de 1959 parecía ser el principio de ese futuro mejor. Pero pronto se trueca en pesadilla y los jóvenes cristianos, dándose cuenta que están frente a una traición, a un enemigo de la Iglesia y de la Patria, se lanzan a la lucha. Pero la lucha es desigual, el enemigo controla todo y es –además- cruel y despiadado. Las sentencias de muerte por fusilamiento son la norma. Y muchos de estos jóvenes, tal vez recordando la estrofa final del himno de la Acción Católica Cubana: ¡Viva Cuba creyente y dichosa, viva Cristo monarca ideal! la repiten en los paredones de fusilamiento; ya no como un himno de esperanza sino como testimonio de su martirio al proclamar a viva voz muchos de ellos: ¡Viva Cuba Libre! ¡Viva Cristo Rey! No todos murieron en el paredón, muchos murieron peleando, otros… asesinados. Estamos seguros que en este libro hay muchas omisiones involuntarias.

Ellos, los que no aparecen en estas páginas, nos perdonarán desde la Gloria donde el Señor los recibió en el momento de su muerte. A ellos también dedicamos este pequeño homenaje. ¡Viva Cuba Libre! ¡Viva Cristo Rey! Igualmente merecen nuestro reconocimiento las decenas de miles que no murieron en la lucha pero no por eso dejaron de ser testigos de su fe: Los presos y presas que

Leer más:

© 2021 - Guanajay-Web, Miami, Fl, USA