Visite nuestro canal de videos GJAY =>
      Thursday, Sep 29 2022 - 

No importa cuántos cómplices sorprendidos, apparatchiks corruptos, pseudo-progresistas
en América, Roma o Madrid, burócratas con ideología y coleccionistas de eufemismos sigan
intentando disimular lo obvio: que un país con el poder en manos de un mismo partido—
¡y un mismo apellido!—durante 63 años no puede ser sino una dictadura. Y punto.
Héctor Schamis/17 de Julio de 2021/infobae.



Artículos periodísticos

Sor Nadieska Almeida, superiora de las Hijas de la Caridad en Cuba, ha hecho nuevas críticas sobre la lamentable situación que vive hoy el país y ha publicado este sábado un duro texto en el que denuncia los actos de violencia llevados a cabo en la Isla.

La religiosa asegura que a la policía le han dado la “orden de combate”, y por tal motivo actúa con impunidad, incluso golpeando a menores”, haciendo referencia a los sucesos ocurridos en Nuevitas, Camagüey.

La reflexión de Almeida, publicada en su perfil de Facebook, comienza haciendo referencia a los problemas que atraviesa una familia cubana, donde uno de sus miembros es paciente enfermo de cáncer.

Debido a la falta de medicina y alimentos, sumado a los largos apagones, “ha generado una involución en el proceso de salud de este joven que va atentando aceleradamente contra su vida”, asegura la cubana.

“Me atrevo a decir que como esa familia hay miles en nuestro país”, asevera sor Nadieska a la vez que clama por un marco de verdadera justicia en Cuba y deja claro que la actual situación solo favorece “a los injustos, a los represores”.

En su mensaje, subraya su deseo: “no quiero que sigan apresando a quienes con valentía salen a pedir comida, luz, libertad”.

De la misma forma, expresa: “Quiero la justicia que habla de podernos expresar a través de las redes sociales o en cualquier lugar y sin miedo a que golpeen con las tonfas, a que disparen porque poseen armas y con ellas ‘poder'”.

Así mismo, critica los arrestos policiales “sin explicaciones o bajo amenazas” y aclara que no se está inventando nada: “Esto está ocurriendo, y muy seguido”.

Sin embargo, la devota asegura que teme también a “la justicia tomada por nuestras manos, que puede llegar a ser fruto de todo lo que tenemos reprimido internamente: cansancio, fatigas, dolor, pérdidas de familiares”.

Y a su vez, aclara que no quiere ver “correr la sangre”, recordando a los jóvenes muertos en el incendio de la Base de Supertanqueros de Matanzas, algunos de ellos en el servicio militar obligatorio. “Ellos no fueron héroes, fueron víctimas, y por esa irresponsabilidad de mandarlos a algo superior a su experiencia ya no están con nosotros”, denuncia la monja.

En sus palabras, invita también a que “entiendan de una buena vez que este pueblo reclama lo que nos pertenece por derecho, porque lo que toca, no se mendiga. No queremos por caridad lo que nos pertenece por justicia”.

Irónicamente, y en contraste a su contundente mensaje, miembros de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba ha asumido una postura más bien moderada con respecto a la crisis, mientras que los pronunciamientos han sido individuales.

© 2022 - Guanajay-Web, Miami, Fl, USA