Visite nuestro canal de videos GJAY =>
      Monday, Aug 20 2018 - 

Platón:¡ La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo !



Artículos periodísticos

La cafetería Los Parados en La Habana.
"En el fondo lo que quieren es asfixiar al trabajo particular con el cuento que nos estamos haciendo ricos. ¿Ricos de qué?"

La Habana - La última semana fue puro ajetreo para Yunia, dueña de una peluquería en la barriada del Cerro, a quince minutos en auto del centro de La Habana. Cuarenta y ocho horas después de haber dado a luz una bebita de nueve libras y mientras le daba el pecho en un sillón, sosteniendo entre el hombre derecho y su cabeza el teléfono inalámbrico, hablaba con una hermana que durante dos meses administrará su peluquería.

Las noticias al otro lado de la línea no eran buenas.“Dice mi hermana que un funcionario de la ONAT (Oficina Nacional de Administración Tributaria) le informó que, cuando arranque de nuevo la entrega de licencias, en el caso de las peluquerías, los productos deben estar avalados por un comprobante del mercado”.

Una pelea de león a mono

Yunia explica que en las tiendas por divisas, los productos de belleza son carísimos y su venta es irregular. "A veces se desaparece cierto producto durante meses. Las mejores peluquerías habaneras compran sus productos en el extranjero, bien porque la personas tienen posibilidades de viajar o porque se los envían sus parientes. También se adquieren a través de 'mulas' dedicadas a la venta de ropa, aseo y cosméticos”.

Pone a la recién nacida en la cuna y continúa explicando: "Los tratamientos del cabello, extensiones y tintes, cuando se utilizan productos de primera calidad son caros. En un mes, una joven que lleva extensiones puede gastar 30 o 40 cuc en su ciudad. Pero en La Habana viven clientas que pueden pagar esos precios. En las peluquerías hay una variedad de opciones, para intentar complacer todos los

Leer más:

© 2018 - Guanajay-Web, Miami, Fl, USA