Visite nuestro canal de videos GJAY =>
      Monday, Aug 20 2018 - 

Platón:¡ La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo !



Artículos periodísticos

Mariennys Pavo Oñate (Archivo)
Testimonios de la abogada y reclusa Mariennys Pavo Oñate
La HABANA.- “Debo estar en dos meses y medio en mi casa, sin que nadie me moleste nunca más”, afirma la abogada Mariennys Pavo Oñate quien en su fin de semana de pase se reúne con CubaNet.

“De una sanción de seis años, llevo seis años y siete meses, contando mi año completo de rebaja por mi conducta. Así que nadie me va a dar nada que no sea mío ya”, añade, consciente de que las tres veces que ha ido a juicio y con las que no ha resuelto nada, aunque el último declaró nula las sentencias anteriores porque los documentos que se presentaron contra ella eran falsos.

“Todo lo que ha vivido es por represalia contra su esposo”, dice este último, el abogado Julio Ferrer de Cubalex.

“El talón de Aquiles de Julio somos su hija y yo”, dice “Mayi”, como llaman cariñosamente a Mariennys.

“El tribunal y los jueces que me condenaron debieran pasar un proceso de revisión en el que a muchos les debiera costar el cargo”, afirma Pavo Oñate, de sobrada experiencia jurídica también. “Pero las autoridades involucradas pretenden que permanezca en prisión sin justificación alguna porque el proceso al que deben ser sometidos ellos es independiente a mi liberación”, explica.

“Ellos se dijeron: ‘Ahora la pasamos para una granja y este (Julio Ferrer) se está tranquilo’”, analiza. Sin embargo, Ferrer “no puede estarlo”, y ya ha interpuesto una demanda contra varios funcionarios: la mayor Liduvina Gay Pérez, directora de la Prisión de Mujeres del Guatao, el primer teniente Yoanni Álvarez, jefe del Registro Legal del mismo lugar, el coronel Antonio Ayra Áreas, jefe de provincial del Departamento de Prisiones, y a la mayor Nirma Batista Méndez, jefa de registro legal de la dirección provincial, quienes también son responsables.

Además de no poder asistir el nacimiento de su nieto, o de cuidar a su madre enferma ni llevarle flores a su tumba más tarde, Mayi ha “vivido de todo” en la cárcel y cuenta su testimonio.

“He vivido seis cambios de dirección estando en este centro, casi uno por año”. El más complejo ha sido “este último, porque ha traído aparejado disgustos y es una representación de la indolencia”.

Narra la situación de una presa de 20 años de edad sancionada en 2015 por ser “cómplice de asesinato”.

“Esta muchacha tiene un bebé que tuvo que entregar a su familia y lleva casi un año sin verlo, y cuando fue a la dirección a pedir que se le ayudara para que su papá pudiera ir”, la respuesta de la directora fue: “A mí no me importa, yo no tengo transporte para ir a tu casa y eso era algo que tu tenías que haber pensado antes de caer presa”.

La abogada calcula que el 40% de la población penal es de profesionales, “y digo este porciento para ser conservadora, porque pudiera ser mayor”.

Cuenta que tiene a una doctora “cirujana, magnífica persona que fue revocada a dos años más además de su sentencia original por una supuesta falsificación de documentos”.

“También tengo a la directora económica de Bucanero, que fue el bombo hasta el otro día”. En este caso se espanta por las sanciones a las que ha sido sometida: “17 años una licenciada en

Leer más:

© 2018 - Guanajay-Web, Miami, Fl, USA