Visite nuestro canal de videos GJAY =>
      Wednesday, Dec 08 2021 - 

No importa cuántos cómplices sorprendidos, apparatchiks corruptos, pseudo-progresistas
en América, Roma o Madrid, burócratas con ideología y coleccionistas de eufemismos sigan
intentando disimular lo obvio: que un país con el poder en manos de un mismo partido—
¡y un mismo apellido!—durante 63 años no puede ser sino una dictadura. Y punto.
Héctor Schamis/17 de Julio de 2021/infobae.



Artículos periodísticos

Se impone una nueva Constitución y revisiones a las políticas educativas o económicas, tomando como modelo países que vivieron procesos similares

En vista de los acontecimientos que ocurren con cada vez más frecuencia en Cuba, no es demasiado temprano para pensar más allá de lo cotidiano sobre la Isla y su futuro.

Sin que dejemos por ello de reclamar la amnistía de los presos políticos, como lo hizo Lina Ruz y otras mujeres cubanas hasta lograr la excarcelación en 1955 de los atacantes del cuartel Moncada.

Por lo menos hay seis asuntos con que iniciar ese diálogo entre todos los cubanos con el convencimiento, como escribió José Martí, de que

"...un pueblo está hecho de hombres que resisten y hombres que empujan; del acomodo, que acapara, y de la justicia que se rebela; de la soberbia que sujeta y deprime, y del decoro que no priva al soberbio de su puesto, ni cede el suyo: de los derechos y opiniones de sus hijos todos está hecho un pueblo..."

Uno: El establecimiento de un Gobierno constitucional en el que todos los poderes emanan de la soberanía popular. La Constitución de 1940, la última Carta Magna producto de un consenso nacional en el que participaron todas las fuerzas políticas del país –liberales, conservadores, demócratacristianos, socialdemócratas, marxistas, católicos, hombres y mujeres de todas las razas, líderes sindicales y empresariales, intelectuales y representantes del campesinado–, fue en su día un importante logro que incluyó la jornada de ocho horas y el voto para la mujer, que habían exigido las sufragistas cubanas por muchos años.

Las buenas intenciones de los constituyentes fueron evidentes, pero la Constitución del 40 adolece de fallas que seguramente serán corregidas cuando colapse el actual régimen.

Las buenas intenciones de los constituyentes fueron evidentes, pero la Constitución del 40 adolece de fallas que seguramente serán corregidas cuando colapse el

Leer más:

© 2021 - Guanajay-Web, Miami, Fl, USA