Visite nuestro canal de videos GJAY =>
      Saturday, Nov 28 2020 - 

Platón:¡ La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo !
Félix Savón: La técnica es la técnica y sin técnica no hay técnica
Martin Fierro: Si la verguenza se pierde, jamas se vuelve a encontar



Artículos periodísticos

MIAMI (AP) — Es una agencia con la misión crucial de proteger las calles de Estados Unidos del narcotráfico, pero en años recientes, la DEA ha necesitado protegerse de sí misma: con varios agentes acusados de corrupción y la agencia envuelta en los escándalos.

Esta semana hubo más alteraciones, luego de que el secretario de Justicia William Barr instaló al cuarto director interino de la DEA en cinco años: Tim Shea, el fiscal federal en Washington que recientemente encabezó la controversial gestión para anular los cargos contra el exasesor de seguridad nacional Michael Flynn.

Barr había buscado conseguirle un nuevo puesto a Shea, cuyo término como fiscal federal iba a concluir en junio, a menos que ocurriera una improbable extensión por parte de la corte federal en Washington, pero al hacerlo, encontró un blanco fácil en Uttam Dhillon, que atrajo crecientes críticas en sus menos de dos años como el máximo funcionario antidrogas del país.

Muchos agentes de campo se quejaron de que Dhillon, un ex fiscal federal de Los Ángeles, era más burócrata que líder, carecía de experiencia y, como administrador interino que nunca fue confirmado, de la autoridad necesaria para implementar reformas significativas.

“Si no eres de la agencia, te toma tiempo entender cómo funcionamos, dónde trabajamos y cuáles son nuestros problemas”, dijo Jack RileyI, un ex viceadministrador de la DEA.

Dhillon heredó algunos de los problemas del gobierno de Barack Obama luego de que la última administradora previa de la agencia, Michelle Leonhart, renunció en 2015 en medio de cuestionamientos del Congreso sobre su manejo de señalamientos de mala conducta de agentes relacionadas con fiestas sexuales organizadas por cárteles en Colombia.

“Después de eso, el control se volvió mucho más centralizado y la cultura interna menos arriesgada”, dijo Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la DEA. “Pero para hacer este trabajo necesitas confiar en tus agentes en el terreno”.

Desde 2015, al menos una decena de agentes de la DEA en todo el país han sido acusados en cortes federales bajo cargos que van desde fraude en el que se utilizaron medios electrónicos hasta venta de armas a narcotraficantes, de acuerdo con una revisión de The Associated Press de centenares de documentos de los tribunales. Al menos ocho de esos agentes han sido declarados culpables, mientras que

Leer más:

© 2020 - Guanajay-Web, Miami, Fl, USA