Visite nuestro canal de videos GJAY =>
      Friday, Sep 17 2021 - 

No importa cuántos cómplices sorprendidos, apparatchiks corruptos, pseudo-progresistas
en América, Roma o Madrid, burócratas con ideología y coleccionistas de eufemismos sigan
intentando disimular lo obvio: que un país con el poder en manos de un mismo partido—
¡y un mismo apellido!—durante 63 años no puede ser sino una dictadura. Y punto.
Héctor Schamis/17 de Julio de 2021/infobae.



Artículos periodísticos

Estados Unidos modificó recientemente el estatus de su personal en la Embajada de La Habana cuando la investigación sobre los incidentes que afectaron la salud de sus diplomáticos en la isla se mantiene inconclusa, cinco meses después de que la Casa Blanca nombrara a una experimentada diplomática para que supervisara las pesquisas

Un portavoz del Departamento de Estado explicó a Radio Televisión Martí que la investigación sobre el llamado "Síndrome de La Habana" cuenta con actores de diferentes agencias estatales y que la prioridad sigue siendo la seguridad y la protección del personal diplomático estadounidense.

“Este es un gran esfuerzo interinstitucional que involucra a la Casa Blanca, el Departamento de Defensa, las agencias de inteligencia de EEUU, el Congreso y los principales científicos del país, al tiempo que la Cancillería se asegura de que aquellos que fueron evacuados médicamente (de Cuba) reciban el tratamiento y el apoyo que necesitan”, dijo el funcionario.

Entre 2016 y 2017, diplomáticos estadounidenses que prestaban servicio en Cuba y algunos de sus familiares presentaron problemas de salud, desde dolencias auditivas hasta trastornos neurológicos, entre otros padecimientos.
Desde entonces, se han reportado casos similares de más de un centenar de funcionarios estadounidenses en China, Rusia, Austria y en días recientes en Vietnam e incluso en la Casa Blanca.

Tras la baja por enfermedad de más de 20 diplomáticos que laboraban en Cuba en 2017, el Departamento de Estado redujo en 60 por ciento la plantilla de su sede en La Habana.

“Hemos hecho todo lo posible para garantizar que nuestro personal sobre el terreno pueda trabajar de forma segura en La Habana y mantendremos este enfoque al tiempo que aumentamos nuestro personal ahí”, indicó el portavoz.

Pese a los esfuerzos del gobierno de EEUU y de grupos de expertos médicos y científicos que han estudiado de manera exhaustiva a los afectados, la mayoría en el prestigioso Centro para Lesiones y Reparación de Cerebro de la escuela de medicina de la Universidad de Pennsylvania, lo que se conoce como Síndrome de La Habana, sigue siendo un misterio. El gobierno cubano ha negado vehementemente tener algo que ver con lo ocurrido y ha reiterado su invitación a EEUU para que demuestre lo contrario.

En 2019, Canadá redujo su personal diplomático en La Habana luego de que 14 funcionarios presentaran síntomas similares a los de los 25 diplomáticos estadounidenses que

Leer más:

© 2021 - Guanajay-Web, Miami, Fl, USA