Visite nuestro canal de videos GJAY =>
      Saturday, May 26 2018 - 

Platón:¡ La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo !



Artículos periodísticos

ENTREVISTA CON ROCÍO MONASTERIO, DE VOX
Rocío Monasterio es arquitecta, empresaria, integrante del partido político Vox y, además de todo lo anterior, madre de cuatro hijos. Su vida es un retrato de la rutina laboral y familiar de la mujer en España: se levanta muy pronto todas las mañanas para dirigirse a trabajar en obras, se turna con su marido para llevar a sus hijos al colegio y, en las tardes en las que tiene trabajo político, se los lleva a su oficina para que hagan los deberes. ¿Cómo consigue hacerlo todo dentro de su horario extenso? "Con mucho humor e ilusión", reconoce Monasterio, que defiende que la mejor forma de salir adelante es que toda la familia coopere y "seamos solidarios los unos con los otros". En una entrevista con Gaceta.es, esta madre trabajadora defiende los motivos por los que no defiende el día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y aporta propuestas para mejorar una de las asignaturas pendientes de España: la conciliación de la vida laboral y familiar.

-Usted ha dicho que no apoya el 8 de marzo y que, por tanto, no lo celebrará. ¿Cuáles son sus motivos?

-Soy combativa, madre y trabajadora todos los días del año menos el 8 de marzo. No estoy dispuesta a formar parte de ese proyecto totalitario que es la ideología de género y el hembrismo al que todos hemos sucumbido. Estoy cansada de ser utilizada por políticos, por lobbies, por las instituciones que bajo un discurso de aparente reivindicación de los derechos de las mujeres pretenden acabar recortándonos en los derechos fundamentales, que es el poder ser libre para poder ser mujer, madre, trabajadora y defender una familia. Me niego a ser recortada por ideología y a estar sometida bajo el mantra de estas consignas hembristas. Se trata de un discurso totalitario de género como construcción para dominarnos mejor a todas y a todos y para acabar con la familia.

-Quizás sería necesario diferenciar entre los significados de ser feminista y ser hembrista.

-Claro que sí. Hay un feminismo, como el de Concepción Arenal, que defendía cosas maravillosas que en esos momentos eran muy necesarias: reivindicaban el protagonismo de la mujer en la sociedad, que por entonces no lo había, pero siempre bajo los principios de la libertad y la justicia con una visión antropológica del individuo. Hasta los años 60, efectivamente el feminismo fue muy necesario y razonable. Hoy en día esto se ha transformado en un discurso totalitario que vemos como la mayoría de los partidos, unos por convicción -como Izquierda Unida y Podemos- y otros por tibieza y cobardía como el PP, asumen sin cuestionarlo. Es una dictadura de género que todo el mundo, por ser políticamente correcto, no se atreve a

Leer más:

© 2018 - Guanajay-Web, Miami, Fl, USA